*/

Logroño, vino y cultura de la mano

Desde la estación de Santa Pola son muchos los lugares a donde puedes llegar y por ello la elección se puede hacer muy complicada, así que te vamos a ayudar con alguna idea. ¿Qué te apetece? ¿Destino de interior? ¿Playa? ¿montaña? En este post te vamos a dar algunas de las mejores pistas para disfrutar de Logroño. El primer paso, como siempre, es dirigirse a la Estación de Santa Pola. Una vez allí debes coger un autobús con dirección a Logroño. ¿Fácil verdad? Solo con esos pasos ya estarías rumbo a la aventura.

Escapada entre viñedos por Logroño

Si por algo destaca Logroño es por sus viñedos y bodegas, por lo que visitar alguna de estos lugares es prácticamente una parada obligatoria en nuestro recorrido. No hace falta alejarse mucho del casco histórico de la ciudad para encontrar lugares de culto al vino. En Logroño existen numerosos calados, como se conocen en la ciudad riojana a las bodegas caseras. Uno de los más famosos es el de San Gregorio, que destaca por parecido con una estación de metro, con una longitud de 30 metros y bóveda de cañón. Este está formado en su totalidad por piedra de sillería y data del Siglo XVI.

Pero en Logroño también hay lugar para la modernidad. Si quieres visitar unas bodegas más modernas y vanguardistas también puedes hacerlo, la ciudad congregan algunas de las más importantes como las Bodegas Campoviejo. Éstas destacan por encontrarse en lo alto de una colina con unas vistas espectaculares. Pero también esconde, y nunca mejor dicho, una particularidad más: tiene los viñedos soterradas para favorecer la producción de la uva ya que las condiciones de humedad y temperatura resultan óptimas para la vid.

bodega-la-rioja

Otras de las bodegas destacadas, pese a que en la actualidad están cerradas, son las de Darien. Aunque estas permanecen cerradas y no se pueden visitar, es sin duda un lugar espectacular por su peculiar construcción. Los más curiosos pueden disfrutar del edificio desde el exterior, así como contemplar una veintena de hectáreas de viñedo que se pueden observar desde el mirador de la entrada.

Culto al vino

Una de las mayores riquezas de La Rioja es su cultura vitivínicola. Sí, ya sabemos que somos repetitivos con la enología, pero es que auténticamente espectacular. Además, sin duda alguna este es uno de los grandes atractivos de esta tierra y por eso “vino” a La Rioja ?

Muchos lugares rezuman pasión y cultura por el vino, pero uno de los puntos de encuentro para los amantes de la enología es el Museo Vivanco de la Cultura del Vino. Se encuentra en la localidad de Briones y cuenta con más de 4.000 metros cuadrados y seis salas, en las que se pone en valor la relación entre el hombre y el vino durante toda la historia. Una autentica pasada para saber más y convertirse en (casi) todo un profesional de la enología.

Asimismo, también podemos desplazarnos a la localidad vecina de Haro. En esta población a poco más de 40 kilómetros de Logroño nos encontraremos con el barrio de la Estación, donde se concentra el mayor número de bodegas de La Rioja, como las bodegas Muga o las de Rioja Alta.

Riqueza cultural

Ya hemos hablado de la importancia del vino y del gran culto que existe alrededor de la enología, pero no podemos ir a Logroño sin acercarnos a San Millán de la Cogolla. Uno de los pueblos con más riqueza cultural de España es, sin duda, esta pequeña localidad en pleno valle del río Cárdenas. En San Millán de la Cogolla se encuentras los monasterios de Yuso y de Suso, declarados los dos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Yuso Monastery in San Millan de la Cogolla, La Rioja, Spain

El monasterio de Yuso está considerado como uno de los más antiguos de Europa y la cuna de la lengua castellana, ya que en su interior alberga las Glorias Emilianenses. El de Suso, por su parte, es algo más pequeño, pero de igual importancia histórica.

Gastronomía, vino, cultura, paisajes… Logroño y La Rioja lo tienen todo para disfrutar de una escapada especial. Seguro que los miles de planes que te ofrece la tierra riojano no te defraudarán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *